Las aguas se vuelven ardientes y furiosas como lava luego de ser expulsada del volcán; destruye todo, la paz que existe en los árboles, la tranquilidad de los valles, la armonía de los corazones. Al parecer, mientas más avanza, más destrucción hay, pero la misma naturaleza va apagando su calor y apaciguando su ira.
Lo mismo sucede con los corajes, enconos y rencores de nuestro ser, incluso, llega a dañar órganos del cuerpo. De igual manera, nuestro espíritu va apagando su ardor y apaciguando su ira, pero al final, es tiempo que jamás se recupera, y los daños, muchas veces tardan más tiempo, de lo esperado, en recuperarse, otras, son irreparables.
La mejor manera de evitar que el volcán haga erupción, es no provocarlo, es decir, transformando la lava en ríos de agua calma, que viajan en paz por su cauce, y que además, llevan vida para dar vida.

Anuncios

Un comentario en “Agua lava, agua calma

  1. Cúando ese volcán en erupción capaz de dañar todo a su alrededor, se llena de humanidad equivocada, ósea, hombre necio y soberbio, lastima y emana dolor, La única forma de ser paz y felicidad es cuando en mucho das felicidad a quien te rodea y en mucho por consecuencia la recibes, x eso te quiero…. Xq me das mucho de lo q eres…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s