Estimado caballero,
de figura lastimada
forrada de hierro.

Ambiguos los caminos
hacia donde señalan los molinos
jugozos y entrañables,
como deseables
de Dulcinea sus corpiños.

Nadie sabe para dónde el caballo del futuro se dirige,
pero tú y tu escudero, lo persiguen como su efigie
vivir loco y morir cuerdo fué tu lema,
como no recordarlo cuando acude la pena.

Hoy mi Rocinante son mis sueños,
mi escudero tomó mis anhelos,
y yo Quijote,
flaco y sin bigote,
parto con ellos siguiendo su trote

Anuncios

2 comentarios en “Flaco y sin bigote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s