Ángel de la vida y ángel de la muerte.
Ometecutli y Omecihuatl.
Un hombre rico que mata por unos pesos, un niño con cáncer que libera presos.
Una mujer que alimenta a sus hijos, un hombre que quita el alimento por sus vicios.
Una flor que provoca suspiros, una pistola que suelta tiros.
Un abrazo que alivia la soledad, un puñetazo que aviva la frialdad.
Una cultura sabia extinguida por la ignorancia, un ignaro que porta buena fragancia.
El ser humano más hermoso por dentro con el aspecto más horrendo.
Lágrimas que se derraman por tristeza, lágrimas que se derraman por felicidad y entereza.
Un ser humano que llora por el éxito no obtenido, un niño que llora porque nunca ha comido.
Un Dios amoroso que ama sin condición, un humano que ama si hay retribución.
El odio que nos hace perder tiempo, el amor que nos hace valorar el momento.
Un hombre adinerado que se muere en su pobreza, un hombre con poco dinero que vive en la riqueza.
Naciones poderosas que provocan guerra por el poder, palabras amorosas que conquistan el ser.
Todo es parte de la vida, sin uno no existiría el equilibrio, si sólo faltara uno, nuestro mundo sería un caos, porque cómo saborear la luz, si no has estado en la obscuridad, la dualidad es parte de cada ser, yo soy bueno y malo al mismo tiempo, amo a Dios, pero tampoco puedo dejar de pecar, pues soy perfecto en mi forma y tiempo, como cada ser humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s