Todo tiene su tiempo y espacio, el mundo que vemos es el espejo de nuestra mente y corazón, la verdad está tras el cristal empañado, sólo debemos limpiarlo para ver con claridad nuestros ojos y descubrir la hermosura de su brillo; para qué maquillarme o usar máscara si sólo me asfixia, para qué dibujarme una sonrisa, si la mía es única y es maravillosa, para qué culpar a los demás, si tiene más valor amar y hacerme cargo de mis errores.

El miedo es neblina en el camino, pero desaparece cuando la luz del amor me guía. El respeto hacia los demás comienza por el respeto hacia uno mismo; al igual que el amor, comienza por aceptarse uno mismo y crecer como individuo.

Hoy le robé los ojos y alas al águila, con ellos puedo ver cada detalle de mi mente y corazón, y así puedo ver la mente y corazón de mi creación. Puedo percibir el mundo sobre el que vuelo y postrarme sobre la montaña que representa mis sueños, lugar donde vivo. Todo se puede lograr cuando las alas están abiertas y decides volar hacia tu propio cielo.

Al darme cuenta de lo que he creado, hoy ofrezco disculpas y perdón por crear junto contigo tu sufrimiento que es también el mío, gracias por compartir tu creación con la mía, te amo por ser quién eres, pero hoy decido respetar tu individualidad y tu creación, te doy tu responsabilidad en la vida, yo acepto la mía y por eso hoy creo mi cielo en la tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s