caida_de_sol

El aliento del viento era gélido esa vez, estaba triste el día, al igual que mi actitud, caía llovizna, como mi sollozo, las nubes tapaban al astro rey, como  la melancolía cubría mi alegría.

Ese día todos mis grandes sueños murieron, así como mueren las lágrimas de Dios al estrellarse en el suelo; se vieron destrozados gracias a los falsos “te quiero”, gracias a los apoyos llenos de soledad, gracias a las palabras llenas de vacío, gracias al amor verdadero que nunca ha existido.

La lluvia maquillaba mi rostro con sus suaves caricias, las cuales se perdían entre las gotas derramadas por mis ojos, al tiempo que anochecía, mi alma obscurecía, mis ojos se tornaron rojos, pero en vez de debilidad expresaban coraje, por creer en falsedades.

Todo se cubrió con la sábana de estrellas, se terminó el llanto, descubrí que los sentimientos son como un día, primero sale el sol, luego llegan pequeñas lluvias, después las tormentas, posteriormente llega la tranquilidad de la noche y para completar el círculo, sale el sol; pero cuando las ilusiones son truncadas por completo, no deja de llover ni de haber tormentas, no existe noche ni día, porque ese día, cayó el sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s