copas-vino_1

Hace algún tiempo unos amigos me invitaron a una reunión muy especial. En la sala se encontraban personas de todo tipo, algunas yo no conocía, pero saludaba a todos; de repente, volteo y ahí estaba, era lo más deseable que había visto hasta ese momento, poseía un color rojo carmín tan perfecto que atraía a cualquiera, su silueta era perfecta, como hecha a mano, al parecer tenía como treinta años; así que decidí ir a platicar con ella, pero ella no quería platicar, sólo se fué deslizando por mis manos hasta llegar a mis labios, bebí de su dulce néctar hasta saciarme, cada beso que le daba hacía que olvidara parte de mi vida y me llevaba a un mundo de paz. Repentinamente, ella había desaparecido, únicamente dejó en mi boca el aroma de su exquisito cuerpo y un estadío de paz y alegría inmenso. Al parecer mis amigos también habían probado de su dulzura. Sólo reíamos sin parar, perdimos la memoria. Al despertar, únicamente recordamos los efectos de probar de la miel de la señorita Amnesia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s