El guerrero no cree en las palabras, cree en los hechos; el sabio tampoco cree en las palabras, pero las sabe utilizar.

El guerrero no llora por sus fracasos, sino que se fortalece; y el sabio aprende.

El guerrero cumple sus promesas y metas, a pesar de que arriesgue su vida; el sabio encuentra la mejor manera de lograrlas.

El guerrero no sufre porque hace mucho que perdió significado de esa palabra; el sabio no sufre, pues sabe que eso distorsiona su conocimiento.

El guerrero no se enamora, pues atenta contra su vida; el sabio no se enamora porque no va con su naturaleza.

El guerrero y el sabio son felices, ya que, hacen de su vida lo que cada uno quiere, sea solos o acompañados. Yo los empiezo a conocer, pues acaban de despertar.

Anuncios

2 comentarios en “El sabio y el guerrero.

  1. Lo interesante, es que el sabio y el guerrero empezaron con librar sus propias batallas, y ambos emprendieron el camino hacia la libertad, su libertad

    Bonito texto Morfeo…

  2. Muy interesante. Por sobre todo me llama la atención sobre la posibilidad de realizar una síntesis de estos dos personajes. ¿Qué símbolo, imagen o arquetipo reune tanto al sabio como al guerrero?
    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s