Los trepituosos sonidos del yembe

harán que la mística tierra tiemble;

la naturaleza demostrará su temple,

poder en el guerrero jaguar se cierne.

Nace del imperioso sonido del rayo,

energía que sobresale de la tierra,

recorre furtivamente la sierra,

para destrozar al conquistador lacayo.

Al ritmo del teponaztli los arcabuses

estallan; igual que el trueno ruges,

acompaña a los centinelas cuauhpilli

con la sangre fiera de tus guerreros ocelopilli,

portadores de tu tótem astral,

armaduras con tu bella insignia;

pirámide contra catedral es la riña.

Llevas tu chimalli, como muro artesanal

con el macáhuitl rompes al hombre de metal.

¡Oh sangrienta guerra celestial!

quedarás grabada sobre el pedernal,

momentos de gloria triunfal,

Pedro de Alvarado regresará con arsenal.

Pero por ahora tu pueblo te invoca,

has llenado de especial canto su boca,

Quetzalcóatl esta plenamente agradecido

por el galardón con denuedo merecido.

Sonarán el chulbi juub, la flauta

y el huehuétl, mientras tu esencia

vuela junto con el águila incauta

para demostrar la sublime florescencia

que en la danza del libre combate

tu noble espíritu se bate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s